dilluns, 8 de novembre de 2004

El bloqueo de Castro a la circulación de la divisa norteamericana obliga a miles de cubanos a canjear sus ahorros por una moneda sin valor fuera de su país
el 75% de los visitantes de la isla procede de Canadá y Europa. A estos turistas el gravamen de cambio del 10% que se impondrá al dólar a partir de mañana no les afectará porque el dólar canadiense, el euro o la libra esterlina se podrán canjear teniendo como referencia la tasa de cambio del mercado internacional. El euro, además, es admitido como moneda circulante en muchos enclaves turísticos cubanos.