dimarts, 31 de gener de 2006

Volver al sexo
Los que nunca nos hicimos ilusiones no nos sentimos ahora decepcionados, los que nunca creímos en la España plural zapaterista no estamos enfadados, los que nunca confundimos a Zapatero con un santo no tenemos nada que reprocharle, ni tan sólo cuando dijo que aceptaría el Estatut que saliera del Parlament. Deben ser el PSC y Maragall (en esto sí van juntos) los que respondan y paguen en las urnas por esta fantasía, que unos se creyeron de veras y otros hicieron ver que se creían.
[...]
Los que vimos interesante el pacto del Majestic con un Aznar centrista por necesidad, en 1996, no podemos ver mal este Majestic 2 con tapas de Estatut y demasiada polémica. Son avances. Pero que nadie piense que esto colma las aspiraciones del catalanismo. Una cosa es ser pragmático y otra ser idiota.