divendres, 24 de febrer de 2006

España: El Gobierno ataca a las empresas
Tras la muerte de Franco, al instaurarse la democracia en España, los catalanes pidieron un régimen autonómico que les garantizara un parlamento regional y un Gobierno propios que hoy cuenta con más competencias que los landers alemanes o los estados más descentralizados de los Estados Unidos. Imbuidos de un cierto aire de superioridad, pensaban que en pocos años, su comunidad sería una de las más prósperas de España.

[...]

No se quedaron satisfechos, sin embargo, con eso. Exigieron también que las principales empresas transnacionales españolas, con sede en Madrid, fueran desmanteladas de la capital de la nación y transferidas a Cataluña como “pago” por los supuestos desembolsos que el Gobierno había dejado de efectuar en las cuatro provincias catalanas, Lérida, Gerona, Tarragona y Barcelona.

Si voleu saber què és l'anticatalanisme llegiu aquest article.

0 comments: