dimecres, 29 de març de 2006

Superhijos
este país no será completamente normal hasta que acepte de manera general que una policía democrática no es una ONG y que debe ser contundente contra los delincuentes (vándalos urbanos y gamberros incluidos)