dijous, 28 de desembre de 2006

El Gobierno advierte que no piensa transferir más dinero a las autonomías
Esto significa que en el mejor de los casos, el nuevo sistema de financiación previsto en el nuevo Estatut de Catalunya no se podrá aplicar antes del 2009, lo que supone un considerable retraso respecto a los planes iniciales fijados verbalmente.

Pero es importante subrayar que se trata de una previsión optimista, porque para llevar a cabo la reforma de la financiación autonómica el Gobierno considera necesario el consenso entre las comunidades y sin nuevas aportaciones del Estado al conjunto se presenta difícil por no decir imposible. Si "el pastel" que repartir no se hace más grande, cualquier incremento que logre una comunidad tendrá que ser necesariamente en detrimento de otra, y el propio vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha descartado en diferentes ocasiones que "se quite a unos para mejorar a otros".

Imagina't, no fa ni un any del nou Estatut i ja ens diuen que el que hi diu de finançament importa tres pitus. I el PSCOE accepta les tesis del PP quan diu que el finançament català s'haurà de pactar amb la resta de comunitats. I era el PSOE que acusava al PP de voler destrossar l'Estatut.