divendres, 27 de juliol de 2007

Apagón en la ciudad de los prodigios
La compañía que suministra la electricidad ha emitido comunicados por escrito, sin dar la cara, hablando de un accidente. Espero que en cualquier momento aparezca Manuel Pizarro, presidente de Endesa, constitución en mano, tapa dura, y nos explique qué ha pasado.

Le energía no podía estar en manos catalanas. Vale. Pero, por favor, si un apagón se prolonga tantas horas en este 23 de julio del año de gracia de 2007, en la capital catalana, no nos mantengan más tiempo en las tinieblas. Los catalanes no tenemos capacidad para administrar nuestra propia energía. De acuerdo. Pero hagan algo. Aunque sea exhibiendo la Constitución.