dijous, 13 de novembre de 2008

'La pell fina' (A favor de 'The Economist')
El dossier acierta en lo fundamental: el mapa de las diecisiete autonomías, tal y como hoy está planteado, será de difícil viabilidad en los tiempos venideros. The Economist no reivindica, sin embargo, el regreso al centralismo. Al contrario, apunta una solución inteligente. La única solución razonable al galimatías español en los tiempos duros que se avecinan: "Hubiera sido más fácil para todos los interesados que España hubiera adoptado el federalismo en 1978. Que se hubieran establecido reglas claras sobre la recaudación de los impuestos y el gasto público. El Senado se podría haber convertido en la cámara donde las regiones estuvieran formalmente representadas y pudieran resolver sus diferencias, como en el Bundesrat de Alemania".

El Govern de la Generalitat de Catalunya, a través de su portavoz de turno, la consejera de Justicia, Montserrat Tura, ha protestado airadamente y ha acusado a la revista británica de ofender a Catalunya. Ha exigido disculpas, incluso. Las declaraciones de la señora Tura me parecen impresentables. Digo más: me parecen muy impresentables.

No està mal vist, doncs. Aquí l'article del The Economist. I aquí què diu Vicent Partal. Certa miopia si que té el periodisme quan diu "hubiera sido más fácil [...] adoptar el federalismo en 1978".

Sense enllaçar recordo que Pasqual Maragall volia el federalisme, i Juan José López Burniol deia que España sortirà exhausta de retenir políticament aquells que se'n volen anar.

0 comments: