dimecres, 25 de març de 2009

Haciendo agua
¿Por qué el president no manda a paseo a esos consellers que hunden el prestigio de la institución? Porque no puede. Nunca ha tenido tal palanca. La lógica puramente partidista (resistir a toda costa) rige los destinos del Govern y, para marear la perdiz, Montilla se dedica a cargarle el muerto a la oposición. Pero no es CiU quien gobierna y las consignas pueriles de la calle Nicaragua se estrellan contra la realidad. La crisis yel cerrojazo de Zapatero nos llevan a un callejón sin salida y Montilla ya no tiene a favor ni los hechos ni las palabras.

En aquest sentit, tenia molt sentit el que deia Carretero: ERC havia dit No a l'Estatut i el que havia de fer en aquesta legislatura era passar a l'oposició i deixar que CiU i PSC tiressin endavant com poguessin.

0 comments: