dimarts, 24 de març de 2009

Síndrome catalán de Diógenes
En una de las fotos que hemos visto del día después de la batida policial a los estudiantes, un joven se dedica a tirar bolsas de pintura a unos Mossos que protegen el Palau de la Generalitat. ¿Es un revolucionario o un gamberro? ¿Un héroe de la guerra de Troya o un chaval que desborda testosterona en el primer día de primavera? Da igual: una legión de fotógrafos lo rodea esperando la próxima experiencia fecal: que un policía se harte de ser bombardeado con pintura y le atice unos porrazos.

Quin resum més bo.

0 comments: