dissabte, 20 de juny de 2009

Que quede claro que de nosotros no se burla nadie
la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, "es consciente de lo mucho que le ha costado sacar adelante la sentencia del Estatut, del encaje de bolillos que ha tenido que hacer para que no se vaya a anular casi nada, al tiempo que se revisa - a la baja-casi todo".

Visc(a) España.

0 comments: