dijous, 20 d’agost de 2009

Cosas de la letra pequeña
La decepción ha hecho mella en la mayoría de los parados que esperaban el milagro tras el anuncio presidencial de una prestación extra de 420 euros mensuales. La letra pequeña (que nadie mentó tras el Consejo de Ministros que aprobó esta medida) reza que sólo pueden acogerse a esta iniciativa las personas que han dejado de cobrar a partir del 1 de agosto. Un detallito de nada, maese. Seamos constructivos. Lo importante ya está hecho: lanzar el titular, conseguir el gran efecto bajo los focos, crear un ambiente bonito, confortar a las almas, combatir el pesimismo y, sobre todo, contagiar sonrisas. ¡Viva la gente! El secreto está en vender la galleta como si fuera un pastel y pasar página de inmediato. Se trate de la financiación autonómica, de las ayudas contra el desempleo o de los recursos para las personas dependientes, lo único que importa es el anuncio. Después, cuando la letra pequeña corroe la confianza del personal, el gobernante ya está en otra viñeta.

I no se'n recorda de la presa de pèl de la Chacón i la seva ajuda als joves per llogar un pis.

0 comments: