diumenge, 14 de març de 2010

"Girona que no se queje..."
Una ley absolutamente proporcional entregaría 101 escaños de los 135 que tiene el Parlament a la provincia de Barcelona, y en Girona se repartirían doce diputados entre la familia Nadal y el resto. Si ahora los pueblos del Empordà se sienten deixats de la mà de Déu, con ese sistema dejarían de existir para la política. Aunque se quejaran amargamente nadie les oiría. En cambio, si tuvieran diputados propios de la comarca o la veguería que fueran decisivos, quizá el Govern, Endesa y Red Eléctrica no se pasarían sus angustias por el forro como ahora.

I aquí tenim el motiu perquè el PSC volia reformar la llei electoral.

I l'Hereu enlloc de gastar-se els calers fent les voreres noves a Barcelona, podrien portar els diners a allà on no tenen electricitat.

0 comments: