dilluns, 19 d’abril de 2010

En manos de los andaluces
La autonomía catalana ha quedado en manos de dos magistrados andaluces. Manuel Aragón, nacido en Benamejí, en el corazón del Califato, un intelectual imbuido de la España sufriente del último Manuel Azaña. Y Guillermo Jiménez, formado en Sevilla a la vera de la clase dirigente del Guadalquivir. Atención. ¡Veo el patio sevillano en el que sentenciarán el Estatut! Veo a Manuel Olivencia, veo a su yerno, Javier Arenas Bocanegra, veo a Manuel Clavero Arévalo, yde refilón, muy de refilón, a José Rodríguez de la Borbolla... Ellos le dieron la vuelta al mapa de las autonomías en 1980 y ahora volverán a decidir. Sí, lo veo.

Andalusia guanya, i el PP guanya.

- Lo siento por su amigo, pero se equivoca. Como se equivocan los políticos catalanes que creen haber ganado un respiro. Los conservadores han ganado y no van a perder el tiempo. Se lo aseguro. El Gobierno está desarbolado. En España no hay mando.

- A Mariano Rajoy tampoco le interesa una sentencia que excite demasiado la campaña electoral catalana.

- ¿Usted cree que al jefe del partido que ha promovido el pleito ahora no le interesa ganar la partida? ¡Vamos, hombre!

- Rajoy puede necesitar a CiU.

- Esto será más tarde. Y más tarde, todo volverá a ser posible.

0 comments: