dissabte, 15 de maig de 2010

La historia de nunca acabar
repito incansable a los españoles de matriz cultural castellana que el Estado unitario y centralista nunca ha sido –nunca ha habido unidad de caja ni unidad de Derecho civil–, ni nunca será. Y por ello reitero a los catalanes que una relación confederal o bilateral con España –de nación a nación– tampoco la alcanzarán nunca, dado que el efecto "café para todos" destruiría el Estado.

[...]

Por tanto, si excluimos el Estado unitario y centralista y el Estado confederal, sólo quedan dos opciones: Estado federal o autodeterminación.

0 comments: