dissabte, 1 de maig de 2010

La relación bilateral
sostengo que la relación bilateral jamás será admitida por España. Y ello por una simple razón: porque dado el extraordinario efecto mimético que Catalunya ejerce sobre el resto de España, si ella obtuviese una relación bilateral, inmediatamente la pedirían Aragón, Baleares, Valencia y –last but not least– Andalucía. Con la consecuencia inmediata de que el Estado español reventaría, pues no hay Estado que aguante media docena de relaciones bilaterales. Por eso sostengo, desde hace años, que tan sólo existen dos alternativas: o un Estado federal o la secesión, previo el ejercicio del derecho de autodeterminación.

[...]

Bien sé que la aspiración confederal es ahora la dominante, no sólo entre los independentistas, para quienes es un mal menor, sino también para los nacionalistas conservadores y para aquellos socialistas que –como dicen algunos– tienen mayor sensibilidad catalanista. Tan es así que cuando alguien me dice que el problema para sacar adelante un Estado federal radica en que no hay federalistas en España, le doy la razón, pero inmediatamente añado que el problema es más grave, pues tampoco hay federalistas en Catalunya: lo que hay son partidarios de una relación bilateral o confederal.

El que no em queda clar de l'article és com seria una España federal si no és això de les Comunitats Autònomes que els españolistes estan intentant destruir. És a dir, no seria el federalisme una manera de mantenir-nos lligats mentre ens segueixen aixecant la camisa?

Que CiU, PSC i ERC (i ICV?) vulguin ser confederals no és suficient prova que hem de ser independents?

1 comments:

Anònim ha dit...

És interesant veure com, fins i tot, els "ideòlegs" del psc se'n adonen que l'única sortida és la independència.
Llàstima que els ideòlegs de ciu encara no se'n vulguin fer càrrec.

Salut,