dissabte, 3 de juliol de 2010

¿Existe el PSC?
¿Contra quién convoca Montilla?, ¿contra doña Carme, contra don Alfonso, contra sí mismo? O quizás ni lo sabe, y será por eso que el PSC ha empezado a poner sordina y a decir que no es tan mala la sentencia.


Jaque mate (o casi)
en el discurso presidencial se impuso muy rápidamente la idea de que la autonomía ha sido gravemente humillada por el Tribunal Constitucional. Jamás se había convocado o alentado una manifestación desde el Palau de la Generalitat, al menos desde 1977. El discurso del lunes buscaba un lugar en la historia. Era una pieza solemne que ambicionaba el largo recorrido.


Contertulians de La Vanguardia, permeteu que us expliqui perquè el Montilla ha fet això de dir que no, i estirar el carro.

Ho ha fet perquè en veritat té ganes de ser un bon polític. Té ganes que el seu càrrec sigui alguna cosa que una descentralització administrativa de Madrid.

Montilla repetidament mira al passat per ser continuador del camí. Perquè tots sabem qui és Pujol, Companys. Ell també vol el seu lloc.