divendres, 1 de juny de 2012

El país de Alicia
la transferencia de riqueza catalana hacia otras partes de España es muy injusta para el más de un millón de catalanes pobres. Sin olvidar otro tipo de asfixia: ni un mínima parte de la riqueza catalana puede ser invertida para ganar el futuro. La sanidad ejemplifica los dos tipos de asfixia: los recortes no sólo perjudican a los enfermos de hoy, también ponen en riesgo la industria farmacéutica y el clúster biomédico, sectores punteros del futuro productivo.

0 comments: