dijous, 11 d’octubre de 2012

¡Pobre España!
El tsunami independentista ya tiene un nuevo argumento para añadir a su rosario de victimismos: el demagogo más simple puede tratar a mi país de potencia colonizadora. Ayer fue un día penoso para quienes creemos en los puentes y todavía consideramos posible y necesaria la convivencia.
Guapo, si t'estimes España podries començar per no parlar de victimismes, demagògs i colònies. Quina merda de ponts estàs fent i que difícil és conviure amb tu.