dimarts, 27 de novembre de 2012

El punto débil del independentismo
estaría bien empezar a ver tanto lo que queda de la institución como el chiringuito de la Ciutadella como lo que es, un tiro en el pie cuya única utilidad hoy en día es que es la única institución desde la que se puede proclamar la independencia de los catalanes. Fuera de eso, sería mucho más conveniente que Mas y Junqueras acordaran investir a Corbacho, Navarro o Pochettino antes que seguir potenciando el unionismo con una obra de gobierno aberrante.

Hoy, exactamente igual que la semana pasada, y exactamente igual que hace 2 y 6 años, sigue siendo válido que cuantos más minutos se tarde en empezar el proceso de la independencia de verdad -sin mitines, sin ruedas de prensa, sin tertulias, sin portadas, sin entrevistas, sin artículos, sin columnas, sin declaraciones, con hechos- mayor es la probabilidad de que fracase, y mayor es la debilidad del punto de partida.
Endavant! Tenim Pressa!

0 comments: