dilluns, 2 de novembre de 2009

El Estatut, asesinado
El Gobierno central presidido por Zapatero (el que afirmaba que si él ganaba las elecciones también "gana Catalunya") consigue imponer su criterio, que en esto coincide plenamente con el del PP: el Estatut, que es ley orgánica, queda definitivamente supeditado a la Lofca, que es ley orgánica de ámbito general, extremo que consagra una nueva versión del consabido "café para todos", receta que desvirtúa el autogobierno catalán. Es una decisión muy grave y una burla a la voluntad popular.

Ara només caldria que a les properes eleccions es presentés Jordi Pujol i estaríem com fa deu anys.